sábado, 8 de mayo de 2010

Sin...

Una farola
refleja en el suelo
la soledad de mi sombra

Acompaña una lluvia
ambigua
que no habla conmigo

Miro hacia ella
para que limpie mi pena
pero desaparece regando
la anatomía del viento

¿Hay alguien ahí?

NaDa...
esa luz
que quizá
se apague muy pronto

Es tarde
muy tarde
¿acaso despuntará el día?

NaDIe...
esa lluvia
que no roza mi pelo

SoLA
brindo a esta noche
un paso rotundo

SoLoS
mi andar y yo

pues de las nubes
sólo respiro...

alaridos de silencio

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me ha encantado, cómo siempre, tu forma de pintar, en esta ocasión, una soledad vestida de ansia de compañía.
Me gustaría leer cómo pintarías una soledad rezumante de plenitud y gozo, que también existe, y que quizás también la hayas vivido.

Tu admirador habitual. F.